sábado, noviembre 19, 2022

Hongos removerían residuos de fármacos y bacterias presentes en el agua

Agencia UNAL- El distrito de riego de La Ramada, ubicado en la sabana de Bogotá, tiene más de 13.000 hectáreas, drena y depura el agua que llega de la cuenca occidental del río Bogotá, para luego regar cientos de cultivos de hortalizas, que son comercializadas en centrales de abastos del país.

En las aguas de ese distrito se hallaron hongos con un alto potencial para remover residuos de fármacos como la clindamicina, usada para tratar infecciones por bacterias en pulmones, piel y sangre, el Penicillium sp. eliminó a nivel de laboratorio hasta un 99,3 %, el hongo Sporothrix sp. consiguió remover un 95,5 %, y Rizhopus sp. disminuyó la cantidad en un 98,7 %. Para el caso de la claritromicina, usada para la neumonía o la bronquitis, Rizophus sp. eliminó el 97,8 % y el Trichoderma sp. un 96,3 %.

En cuanto a las bacterias coliformes, que en muchos casos provienen de la materia fecal, el resultado fue igual de eficaz. En estas aguas E. coli está presente en una concentración de alrededor de 589 unidades formadoras de colina en 100 mL, el hongo Trametes versicolor las redujo a 88, y Sporothrix sp. disminuyó su número a 246.

AgenciaUNAL181122-02
Entre las cepas con los mejores resultados
estuvieron la Penicillium sp. y Sporothrix sp.
Foto- Iván Vargas, estudiante de la
Maestría en Biología de la UNAL
Estos hallazgos fueron producto del trabajo de investigación realizado por Iván Camilo Vargas, estudiante de la Maestría en Biología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien aisló e identificó los hongos presentes en el distrito de riego de La Ramada, para luego, en laboratorio, evaluar su capacidad para remover antibióticos e inhibir el crecimiento de bacterias que pueden generar enfermedades.

Para remover sustancias del ambiente, los hongos tienen una serie de enzimas extracelulares –lacasas y peroxidasas–, que les otorgan la habilidad de transformar compuestos y descomponer una gran variedad de sustancias.

AgenciaUNAL181122-03
Estos residuos y bacterias afectan
directamente el agua de los ríos
de las ciudades.
Foto- archivo Unimedios.
“Los antibióticos se usan todos los días para tratar infecciones, son fáciles de conseguir y luego de que el cuerpo los expulsa, viajan a través del alcantarillado hasta ríos como el Bogotá, lo cual genera un problema de salud pública, ya que las bacterias, que en el caso del distrito de La Ramada exceden por mucho la norma, se están volviendo más resistentes a los fármacos, y ya no va a ser tan fácil tratarlas”, asegura el investigador.

Según el Decreto 1594 de 1984 la concentración permitida de esta bacteria en ríos debe ser de 5.000 unidades formadoras de colonia, sin embargo, en 2018 se encontró que en el río Bogotá hay alrededor de 2,9 millones de estos microorganismos, lo cual representa un gran reto que puede llegar a ser combatido por los hongos antes mencionados.

Cepas promisorias

AgenciaUNAL181122-04
Por medio de pruebas de laboratorio se
identifican las bacterias presentes en el
agua, cuando cambia la coloración se
pueden identificar E. coli.
Foto- archivo Unimedios.
Para tratar este tipo de aguas contaminadas existen dos fases: en la primera se utiliza una malla para que, parecido a lo que sucedería con un colador, los residuos más grandes presentes en el agua queden allí atrapados; sin embargo, esto no es suficiente para remover los restos más pequeños, que en el caso de los tratamientos más comunes remueven entre un 50 y 60 % de sólidos suspendidos, por lo que se hace necesario utilizar alguna técnica secundaria o biológica para eliminar el porcentaje restante.

En las aguas de La Ramada se identificaron 20 cepas de hongos. Gracias a medios de cultivo (PDA) compuestos por nutrientes extraídos de papas, un azúcar llamado dextrosa y agar en polvo; se evaluó las que removían mejor los residuos, esto por medio de mezclas de 0,5 gramos de cada hongo, 10 mililitros de agua con clindamicina, claritromicina, y una solución de extracto de malta, cloruro de amonio y ácido tartárico.

“Se encontró que Penicillum sp., Sporothrix sp. y Rhizopus sp. tenían una mayor capacidad para eliminar los antibióticos en las aguas, por otro lado, se realizó una experimentación parecida con las bacterias, solo cambiaban algunos componentes del medio de cultivo, pero la efectividad encontrada era similar”, indica.

AgenciaUNAL181122-05
El riego de cultivos de lechuga, espinaca
y zanahoria se pueden beneficiar con la
capacidad de estos hongos para remover
los residuos de fármacos y bacterias.
Foto- Philippe Desmazes-AFP.
Para el estudiante de maestría la cantidad de hongos que hay presentes en las aguas de riego de la Ramada hoy en día es muy pequeña, por lo que aún no se puede hablar de que los hongos por sí mismos remuevan una porción significativa de residuos de fármacos y bacterias.

Señala que se necesitan planes piloto que permitan llevar a cabo a gran escala este tipo de proyectos, ya se sabe que los hongos son piezas importantes para limpiar el agua, pero este es un primer paso que debe llevar a que se profundice en esta problemática que les hace daño a los cultivos, y por ende a los alimentos.

viernes, noviembre 18, 2022

CAR instaló puesto para recibir solicitudes de tala de árboles en riesgo en la vía Bogotá - La Calera

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) instaló un punto de atención al ciudadano en el kilómetro 6 de la vía Bogotá - La Calera, con el propósito de atender las solicitudes de tala de árboles en riesgo dentro de predios privados ubicados sobre esta vía y en el mismo municipio.
“El propósito es efectuar el trámite con agilidad para que los dueños de predios privados puedan ejecutar las talas necesarias de manera expedita y así minimizar riesgos debido a las intensas lluvias”, dijo María Fernanda Zuluaga directora (e) de la regional Bogotá - La Calera de la CAR.

Según informó la funcionaria, transcurridas tres horas luego de la instalación del puesto fueron recibidas cinco solicitudes de predios privados para la tala de alrededor de 30 árboles en riesgo.

La entidad reiteró que su competencia como autoridad ambiental radica en otorgar la autorización para las talas y los encargados de ejecutarlas son las alcaldías. Para el caso de los privados son los mismos dueños de los predios quienes se encargan de contratarla.

“En este caso estamos recibiendo la solicitud de los privados a fin de adelantar los trámites de autorización de tala de árboles en riesgo”.

La funcionaria recalcó que entre 2018 y 2022 la CAR otorgó al Distrito, a través de las alcaldías locales de Chapinero y Usaquén, el permiso para la tala de 117 árboles en riesgo sobre esa vía y ha hecho el seguimiento correspondiente solicitando la información sobre el estado de dichos permisos.

La funcionaria además indicó que entre el domingo y miércoles la entidad ha autorizado al Distrito la tala de 358 árboles en riesgo ubicados sobre la vía que desde la calle 85 en Bogotá conduce hasta el peaje de Patios y alrededor de fuentes hídricas aledañas a la misma, como las quebradas La Sureña, Morací y La Chorrera.

“A través de las brigadas forestales, la CAR además está prestando apoyo al Distrito con el trozado y la disposición adecuada tras la tala de estos árboles”, dijo la directora regional.

El punto de recepción instalado por la CAR está ubicado contiguo al Puesto de Mando Unificado, sobre el kilómetro seis de la vía Bogotá - La Calera.

sábado, noviembre 12, 2022

Más de 1.700 personas participaron en el Diálogo Regional Vinculante de Girardot


Girardot fue la sede del Diálogo Regional Vinculante de la subregión Cundinamarca Occidental, espacio en donde se reunieron más de 1.700 personas de 36 municipios del departamento para dar a conocer sus necesidades y aportes al Plan Nacional de Desarrollo.

Este diálogo, en donde la ciudadanía tuvo la palabra, se reunieron 108 formularios y se identificaron 205 retos que servirán para sentar las bases del Plan Nacional de Desarrollo en el Plan Nacional de Desarrollo, documento con proyección de Ley donde se definirán las metas a cumplir en los próximos 4 años, para convertir a Colombia en potencia mundial de la vida con una Paz Total.

"El mayor patrimonio de Girardot es la gente. Es muy importante hacer las obras de infraestructura que se necesitan para convertir a Girardot en una potencia del turismo cultural y del turismo de la naturaleza, pero también es muy importante invertir en la gente", aseguró Patricia Ariza, Ministra de Cultura, en la apertura de este escenario de participación ciudadana.

Los recomendaciones y peticiones de la ciudadanía que se concentró en la Universidad de Cundinamarca, sede Girardot, serán recogidas y tenidas en cuenta para la construcción del Plan Nacional de Desarrollo, en cinco ejes:
- Ordenamiento territorial.
- Seguridad humana y justicia social.
- Derecho humano a la alimentación.
- Economía productiva para la vida y
- lucha contra el cambio climático.

Convergencia regional.

En 32 mesas, en donde se incluyó a colombianos de todos los sectores, la ciudadanía tuvo la oportunidad de presentar sus preocupaciones en temas como ordenamiento territorial, seguridad humana y justicia social, derecho humano a la alimentación, comunidad LGBTIQ+, campesinos, economía productiva para la vida y lucha contra el cambio climático, entre otros.

"Queremos ser incluyentes y ser incluyentes no es solo respetar la decisión de las mayorías, también tenemos que respetar y proteger a las minorías: a la población LGTBI todo nuestro respeto y admiración, a las comunidades indígenas, afrodescendientes, a las personas con capacidades diversas", concluyó la ministra en el cierre de este Diálogo Regional Vinculante en donde insistió que el cambio social es un cambio cultural.

En las diferentes mesas de cultura realizadas en Diálogos anteriores, las mayores preocupaciones del sector cultural del país fueron las garantías para el ejercicio y el trabajo digno de gestores y artistas, el desarrollo y potencialización de las infraestructuras culturales, la relación arte y educación, la cultura como vehículo para la construcción de la paz y la integración regional del país hacia unos nuevos modelos de gobernanza y de intercambio con el mundo.

¿Qué son los Diálogos Regionales Vinculantes?

Son espacios donde todos los colombianos están invitados a participar en un diálogo diverso, amplio y multicolor por los territorios. Aquí serán bienvenidas las propuestas sobre el país de los habitantes de todos los municipios, sin distinción de raza, edad, género y clase social con el objetivo es inspirar las bases del Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026.

Cada una de las regiones que fueron elegidas para realizar los Diálogos Regionales Vinculantes, se definieron con base en tres aspectos: la importancia del agua, el conflicto armado y el fin de la desigualdad regional.

Para más información sobre los Diálogos Regionales Vinculantes y su desarrollo, consulte https://dialogosregionales.dnp.gov.co/